Logo Revista de Seguridad

Tecnología con RFID: Una técnica que asegura un alto porcentaje de eficiencia contra los hurtos que afectan a los retailers

Hoy está disponible en el mercado una solución que alcanza un porcentaje más alto de eficiencia. Se trata de RFID, incluido en los portales antihurtos, que alcanza un porcentaje de 90% de efectividad contra los hurtos.
Tecnología con RFID

Este sistema alcanza un mejor número en caso de pérdidas de esta índole, en comparación con otras soluciones que llegan a un máximo de un 80%.

Santiago, 11 de junio de 2024.- Una problemática que afecta a los retailers a nivel mundial y en Latinoamérica son las pérdidas y hurtos que sufren en sus tiendas. Para estos imprevistos, existen diversas tecnologías que alcanzan un 80% de efectividad en la detección de siniestros.

Para ello, hoy está disponible en el mercado una solución que alcanza un porcentaje más alto de eficiencia. Se trata de RFID, incluido en los portales antihurtos, que alcanza un porcentaje de 90% de efectividad contra los hurtos.

Este sistema surge como una evolución del código de barras para facilitar el intercambio de información por medio de ondas de radio. “En el ámbito logístico, es de gran beneficio para una mayor agilidad en las entradas y salidas de productos y envíos. En el campo del retail, específicamente, con RFID se pueden realizar inventarios en solo segundos. Y a nivel de industria, entre otras funcionalidades, sirve para monitorear procesos en tiempo real”, explica Leonardo Navarrete, gerente comercial de STG Chile.

¿Cómo funciona?

Los sistemas de antihurto que ofrece STG detectan cuándo un producto con una etiqueta RFID, que no ha sido desactivada, está cruzando la puerta del establecimiento. Así, el sistema, inmediatamente emite una alarma acústica y visual, y notifica qué artículo específico ha disparado la señal. Estas advertencias son enviadas a  un dispositivo móvil que es entregado al personal de la tienda.

La notificación, además de imágenes de la cámara de seguridad, viene con información muy detallada: la hora exacta en la que comenzó a sonar la alarma, descripción, imagen y talla del producto. Así se sabe con exactitud quién está retirando el producto y se evita un mal rato por confusiones.

“La intención de esta solución es que el personal pueda identificar el motivo de la falta de un producto y así ejecutar el retiro del mismo para evitar una ruptura del stock”, menciona Navarrete. 

En cuanto a su implementación, pueden instalarse detrás de la pared del probador, techo e incluso suelo, pasando totalmente desapercibido para los clientes. “En la actualidad, al menos un 5% de los retailers chilenos cuentan con esta solución completa, lo que muestra un margen pequeño de implementación en el país”, añade el experto.

El vínculo con la IA

La inteligencia artificial (IA) es la responsable de predecir las anomalías del inventario en riesgo, pero ya teniendo información precisa mediante el uso de un Sistema de Planificación de Recurso Empresariales (ERP). 

Cuando los ERPs no trabajan con RFID, la precisión es entre el 60 al 80%, mientras que, si se asocian ambas, alcanza un 99%. Ahí es donde la IA es de gran utilidad, porque puede pronosticar qué productos no van a tener stock en los siguientes días y, de esta manera, activar un plan para no perder la ganancia.

A continuación, te compartimos las cinco ventajas de implementar esta moderna tecnología.

Eficiencia operacional. Con el inventario o stock en fracciones de segundo, se logra un ahorro en tiempo y personal de tienda para estar contando manualmente los productos vendidos y validar la caja del día. De esta manera, se hace más eficiente la operación y así los empleados pueden enfocarse en otras tareas

Visibilidad de las pérdidas. Con un alto porcentaje de efectividad, se disponibilizará qué producto fue robado o no se encuentra disponible durante un proceso de recepción.

Incremento en la ganancia. Entrega una  visibilidad detallada del stock para ofrecer no solamente en la tienda, sino también en el mercado en general y así se pueda maximizar las oportunidades de venta. 

Incremento en el margen para las pymes. Permite medir qué tan antiguo es un producto que aún sigue a la venta (el inventario muerto) y estar al tanto de métricas ocultas que ayudarán a vender el producto a tiempo con o sin descuento.

Reposición. Asegura una rápida restitución de un producto y así se evita que no se compre porque no estaba visible para el público.

“Tener el conocimiento preciso de lo que hay en nuestros almacenes y tiendas nos ayuda no solo para entregar un buen servicio al consumidor, sino también para entender de dónde y cómo se están generando las pérdidas. La tecnología RFID es un hito en la industria gracias a todo el ecosistema que aguarda para el control de inventario y sobre todo ahora frente a las alertas de robos o hurtos”, finaliza Navarrete.

NOTICIAS

Últimas actualizaciones en el ámbito de la Seguridad

Buscar en el portal