Logo Revista de Seguridad

Cisco lanza nueva investigación que resalta la amplia brecha en la preparación de las empresas para la IA

El estudio revela que sólo 14% de las organizaciones a nivel mundial están completamente preparadas para desplegar e impulsar IA, y un 84% admite que tendrá un impacto significativo en sus operaciones comerciales en el futuro.

El estudio revela que sólo 14% de las organizaciones a nivel mundial están completamente preparadas para desplegar e impulsar IA, y un 84%  admite que tendrá un impacto significativo en sus operaciones comerciales en el futuro.

  • El 97% de las organizaciones mundiales declararon que la urgencia de desplegar tecnologías impulsadas por la IA ha aumentado en su empresa en los últimos seis meses.
  • Existen brechas considerables en seis pilares empresariales clave -estrategia, infraestructura, datos, gobernanza, talento y cultura- y el 86 % de las empresas afirman que no están totalmente preparadas para integrar la IA en sus negocios. Esta cifra representa el 85% en el país.
  • Las empresas van contrarreloj, ya que el 61% afirma que tiene un plazo máximo de un año para desplegar su estrategia de IA o, de lo contrario, tendrá un impacto negativo en el negocio.
  • Los consejos de administración y los equipos de liderazgo son los más propensos a adoptar los cambios provocados por la IA, ya que el 82% de ambos grupos muestran una receptividad alta o moderada. Por el contrario, el 22% de los mandos intermedios indicaron una receptividad limitada o nula a la IA.

Santiago, 18 de diciembre de 2023.- Apenas el 14% de las empresas de todo el mundo están totalmente preparadas para desplegar y aprovechar las tecnologías basadas en Inteligencia Artificial (IA), según el primer Índice de Preparación para la IA de Cisco (Cisco AI Readiness Index)  (NASDAQ: CSCO).
El Índice, que ha encuestado a más de 8,000 empresas de todo el mundo, se ha desarrollado como respuesta a la aceleración de la adopción de la IA, un cambio generacional que está afectando a casi todos los ámbitos de la vida empresarial y cotidiana. El informe destaca el grado de preparación de las empresas para utilizar y desplegar la IA, poniendo de manifiesto deficiencias fundamentales en pilares e infraestructuras empresariales clave que plantean graves riesgos para el futuro próximo.

El estudio concluye que, si bien la adopción de la IA ha progresado lentamente durante décadas, los avances en IA Generativa, junto con su disponibilidad pública en el último año, están impulsando una mayor atención a los retos, cambios y nuevas posibilidades que plantea la tecnología. Aunque el 84% de los encuestados  cree que la IA tendrá un impacto significativo en sus operaciones empresariales, también plantea nuevas cuestiones en torno a la privacidad y la seguridad de los datos. Los resultados del índice muestran que las empresas experimentan los mayores retos cuando se trata de aprovechar la IA junto con sus datos. De hecho, el 81% de los encuestados admite que esto se debe a la existencia de silos de datos en sus organizaciones.

Sin embargo, también hay noticias positivas. Los resultados del índice revelan que las empresas están tomando muchas medidas proactivas para prepararse para un futuro basado en la IA. En lo que respecta a la creación de estrategias de IA, casi un tercio de los encuestados se clasificaron como Pacesetters (totalmente preparados), lo que indica un nivel significativo de atención por parte de los ejecutivos de la C-Suite y los líderes de IT.  Esto podría deberse al hecho de que la mayoría (97%) de los encuestados afirmaron que la urgencia de desplegar tecnologías de IA en su organización ha aumentado en los últimos seis meses, siendo la infraestructura de IT y la ciberseguridad las áreas más prioritarias para los despliegues de IA.

“La carrera hacia la preparación para la IA está en marcha, con las organizaciones bajo una intensa presión para pasar de la planificación estratégica al modo de ejecución con el fin de capitalizar el potencial transformador que representa la IA. Para aprovechar los beneficios de los productos y servicios impulsados por IA, las empresas necesitan soluciones que protejan y observen sus modelos y cadenas de herramientas de IA para garantizar el rendimiento, proteger los datos y sistemas confidenciales y ofrecer resultados de IA confiables y responsables”, dijo Liz Centoni, Vicepresidenta Ejecutiva, Directora General de Aplicaciones y Directora de Estrategia de Cisco.

Conclusiones principales

Junto a la cruda constatación de que, en general, sólo el 14% de las empresas son Pacesetters (totalmente preparadas), la investigación reveló que más de la mitad (52%) de las empresas de todo el mundo se consideran Laggards (no preparadas) o Followers (preparación limitada) en un 48%. Algunas de las conclusiones más significativas son:

  • URGENCIA: Un año como máximo antes de que las empresas empiecen a ver repercusiones negativas en sus negocios. El 61% de los encuestados globales cree que tiene un máximo de un año para implementar una estrategia de IA antes de que su organización empiece a incurrir en un impacto empresarial negativo significativo.
  • ESTRATEGIA: El primer paso es la estrategia, y las organizaciones van por buen camino. El 73% de las compañías globales se clasificaron como Paceseetters  o Chasers (moderadamente preparados) , y sólo el 4% como Laggards. Además, el 95% de las organizaciones ya cuentan con una estrategia de IA bien definida o están en proceso de desarrollarla, lo cual es una señal positiva, pero muestra que aún queda mucho por hacer.
  • INFRAESTRUCTURA: Las redes no están equipadas para gestionar las cargas de trabajo de la IA. El 95 % de las empresas son conscientes de que la IA aumentará las cargas de trabajo de las infraestructuras. La mitad (50%) tienen una escalabilidad moderada o limitada cuando se refiere a enfrentar los nuevos retos de la IA en sus infraestructuras actuales. Para dar cabida a las crecientes demandas de potencia y computación de la IA, dos tercios (85%) de las empresas necesitarán más unidades de procesamiento gráfico (GPU) en los centros de datos para soportar las cargas de trabajo de IA actuales y futuras.
  • DATOS: Las organizaciones no deben descuidar la importancia de tener datos “listos para la IA”. Aunque los datos constituyen la columna vertebral de las operaciones de IA, es el área en la que la preparación es más débil, con el mayor número de rezagados (17%) en comparación con otros pilares. Esto plantea un reto complejo, ya que la complicación de integrar los datos que residen en diversas fuentes y ponerlos a disposición de las implicaciones de la IA puede afectar a la capacidad de aprovechar todo el potencial de estas aplicaciones.
  • TALENTO: Existe una diferencia significativa en las expectativas de liderazgo y empleados con respecto a la IA. Los consejos de administración y los equipos de liderazgo son los más propensos a adoptar los cambios provocados por la IA. Sin embargo, queda mucho trabajo por hacer para involucrar a los mandos intermedios, donde cerca de un tercio (35%) de las organizaciones informan que los empleados están limitados en su disposición a adoptar la IA o se resisten rotundamente. La necesidad de habilidades de IA revela una brecha digital de la nueva era. Mientras que el 90% de los encuestados dijo que ha invertido en mejorar las habilidades existentes de los empleados, el 29% expresó dudas sobre la disponibilidad de talento suficientemente calificado.
  • GOBERNANZA: El lento comienzo de la adopción de políticas de IA. Sólo el 33% de los  encuestados afirma que cuenta con políticas de IA muy completas, un área que debe abordarse a medida que las empresas consideran y gobiernan todos los factores que presentan un riesgo de erosión de la confianza. Estos factores incluyen la privacidad y la soberanía de los datos, así como la comprensión y el cumplimiento de la normativa mundial. Además, debe prestarse especial atención al concepto de sesgo (desviación), imparcialidad y transparencia tanto en los datos como en los algoritmos.
  • CULTURA: Poca preparación, pero gran motivación para dar prioridad. Este pilar tiene el menor número de Pacesetters (8%) en comparación con otras categorías. Los directivos de la C-Suite son los más receptivos a adoptar cambios internos de IA y deben tomar la iniciativa en el desarrollo de planes integrales y comunicarlos claramente a los mandos intermedios y empleados, que tienen tasas de aceptación relativamente más bajas. La buena noticia es que la motivación es alta.

NOTICIAS

Últimas actualizaciones en el ámbito de la Seguridad

Buscar en el portal