Logo Revista de Seguridad

Cadenas de suministro multi corporativas: cuatro aspectos que el RFID resuelve en el comercio minorista

Santiago, 04 de octubre de 2023.- La logística se está adaptando rápidamente a las fluctuaciones del mercado. Para ello, la implementación de nuevos tipos de infraestructura informacional que se adapte a las distintas etapas del negocio, resulta ser la clave para alcanzar la integración de una cadena de suministro multi corporativa.

Tener un rápido acceso a la información de productos y gestionar los inventarios es imprescindible para que las compañías optimicen sus procesos y mejoren la trazabilidad. De esta manera, el servicio se maximiza y la experiencia del consumidor crece.

“Actualmente la integración de RFID está marcando la pauta del comercio y la migración de códigos de barras a la identificación por radiofrecuencia ha evolucionado considerablemente. Hoy las compañías necesitan controlar el inventario tanto online como en tienda y mejorar la trazabilidad del almacén para conseguir operaciones más eficientes y automatizadas”, señala Leonardo Navarrete, gerente comercial de STG Chile.

La tecnología de identificación por radiofrecuencia o RFID permite perfeccionar la calidad de la información a nivel producto y logra utilizarla como inteligencia operacional accionable para responder a las distintas demandas y necesidades de todo el proceso logístico.

“Ante un consumidor más conservador y exigente, el reto es reimaginar y transformar la experiencia para cumplir las exigencias a través de la innovación. La inserción de nuevas tecnologías permite a los almacenes surtirse con la cantidad justa y necesaria de productos para cada instancia, adicionalmente, monitorear los procesos de entrada y salida en tiempo real”, explica Navarrete.

Desde control de acceso, reducción de errores, compras autónomas, optimización del stock hasta el registro de vehículos y personal, el RFID aporta un sinfín de beneficios para cada área. Es por ello que desde STG te explicamos cuatro aspectos que esta tecnología potenciará en las cadenas de suministro:

Seguridad y trazabilidad. Entre sus principales características y beneficios, las compañías podrán tener un control de acceso rápido y eficiente en centros de distribución y tiendas, verificar el ingreso de personal autorizado, garantizando la seguridad. El etiquetado con RFID, facilita el seguimiento y trazabilidad, con un control preciso de los productos que ingresan y salen del almacén, evitando robos, errores, pérdidas, al mismo tiempo que, se reduce el tiempo de procesamiento y mejora la calidad de la data.

Mejora la experiencia de compra. Los consumidores son cada vez más demandantes y exigentes al momento de realizar sus compras, es por ello que la tecnología RFID les ofrece agilidad y comodidad en sus procesos de pago al reconocer inmediatamente los productos de interés, por ende, la experiencia de compra es autónoma.

Asimismo, RFID optimiza los recursos en tienda, ya que reduce el personal en puntos de pago y genera un flujo más instantáneo. Así, los colaboradores destinan su tiempo a tareas críticas como reposición, orden y servicio.  Con RFID se minimizan considerablemente los errores humanos

Control de inventario. La tecnología de identificación por radiofrecuencia, mejora exponencialmente la precisión del inventario con el seguimiento en tiempo real de productos y optimiza el stock, esto permite generar planificaciones precisas, según las necesidades de cada almacén, evitando exceso o escasez de productos. También, reduce considerablemente el tiempo de toma de inventario.

Control de ingresos y salidas. Ya sea para productos, vehículos o personal en la operación, esta tecnología otorga mayor seguridad en los accesos con un registro detallado de sus movimientos, automatizando puertas y barreras. Adicionalmente, facilita la generación de reportes y registros de acceso ya que accede en tiempo real al flujo de mercancías. Reduce tiempos de espera en el proceso de carga, descarga de productos y monitorea las transacciones de ingreso y salida.

Asimismo, permite controlar el inventario en tienda física y online. Se espera que al finalizar 2022 y durante el próximo año, gran parte del retail adopte RFID en sus procesos de compra, permitiendo al consumidor tomar las prendas de su interés; dejarlas en un Self check out RFID, POS móvil RFID o punto de venta optimizado con lectura RFID y pagar rápidamente, esto gracias al reconocimiento de productos de modo instantáneo.

“Los desafíos del mercado son infinitos y tienen muchos eslabones que resolver para continuar creciendo y realizando mejores prácticas. En ese sentido, la integración de este tipo de innovaciones les permitirá mejorar cada una de sus etapas con mayor precisión y alcanzar el éxito”, concluye Navarrete.

NOTICIAS

Últimas actualizaciones en el ámbito de la Seguridad

Buscar en el portal

Última edición

World Police Summit