Logo Revista de Seguridad

Aplicaciones, interoperabilidad y simplicidad: el tránsito que recorre la nube en Chile

Las múltiples capacidades operativas que ha disponibilizado la nube siguen evolucionando. Desde la promesa de ofrecer excelentes experiencias; el despliegue e implementación de aplicaciones; la integración de entornos operativos aislados, híbridos y portátiles; hasta la administración sana, ágil y escalable de los datos, la nube catapulta posibilidades.

Víctor Toscanini, gerente de tecnología e ingeniería de Cisco Chile

Hoy, son cada vez más los servicios en la nube que ofrecen capacidades con inteligencia artificial (IA) y aprendizaje automático (Machine Learning). El poder de analizar grandes cantidades de datos y automatizar muchos de los procesos que, manualmente serían inviables, permite a las empresas ahorrar en la gestión operacional y aprovechar el poder del análisis de datos para la toma de decisiones, obteniendo ventajas competitivas en el mercado.

En Chile, según las necesidades e industrias, la nube en todas sus facetas está permitiendo a las organizaciones aprovechar capacidades avanzadas a gran escala: almacenamiento, administración, respaldo y análisis de datos; el desarrollo, prueba y despliegue de aplicaciones; distribución y puesta en marcha de cargas de trabajo sensibles y críticas.

Seguridad: una responsabilidad compartida

Se han desarrollado y promovido mejores prácticas de seguridad para proteger los datos. No obstante, es importante tener en cuenta que ningún sistema es infalible. Siempre existe la posibilidad de amenazas y violaciones de seguridad. Por tanto, la seguridad es una responsabilidad compartida entre el proveedor y el cliente.

Ambos deben asumir su rol y tomar medidas para garantizar la seguridad, implementando prácticas adecuadas y adoptando medidas adicionales según sea necesario, como la configuración correcta de permisos y la capacitación de sus profesionales en seguridad cibernética.

Hay, por cierto, desafíos con la resiliencia en seguridad. Fomentar e impulsar una cultura en la materia son factores de éxito para lograrla, que se suman a la implementación de Zero Trust, acceso seguro en el borde de los servicios, detección y respuestas a incidentes..

A medida que la adopción de la nube siga creciendo, los proveedores de servicios y las organizaciones seguirán invirtiendo en mejorar y fortalecer la seguridad de sus plataformas y datos, los cuales se encuentran cada vez más distribuidos.

Simplicidad y rapidez

Los entornos tecnológicos son cada vez más complejos, exigen velocidad y escalabilidad, por lo que debemos centrarnos en la simplicidad. En ello, los beneficios y avances que ha tenido la nube han sido fundamentales. Sin embargo, existen grandes desafíos que aún deben enfrentarse y comprenderse para tomar las medidas adecuadas y mitigar los riesgos.

En ese sentido, otro de los desafíos importantes tiene que ver con la velocidad, mientras se cuenta con visibilidad y automatización en la operación. Disponer de herramientas que nos ayuden a simplificar esta gestión es fundamental, junto con el desarrollo de políticas, procesos y controles para gobernar los recursos en la nube. Esto incluye la administración de identidades y accesos; la gestión de costos; el monitoreo del rendimiento y el cumplimiento de políticas internas; y regulaciones externas.

Por último, las soluciones deben funcionar en todos los entornos de los clientes, lo que crea la necesidad de interoperabilidad. Es decir, la posibilidad de migrar datos y aplicaciones en ambientes híbridos (nube y on-premise) sin volverse dependientes de un proveedor. Es esencial planificar y ejecutar adecuadamente las implementaciones/migraciones y, por sobre todo, asegurar que las aplicaciones legadas funcionen sin problemas en estos entornos de la nube.

NOTICIAS

Últimas actualizaciones en el ámbito de la Seguridad

Buscar en el portal

Última edición

World Police Summit