Logo Revista de Seguridad

Estados Unidos compromete suministro militar a Taiwán para contrarrestar la amenaza china

Taiwán deberá preservar sus fuerzas terrestres el tiempo suficiente para recibir el apoyo militar estadounidense o japonés y enfrentar conjuntamente la amenaza china.

 

Las recientes tensiones entre Taiwán y China han llevado a Estados Unidos a confirmar su compromiso de suministrar “ilimitadamente” armas mortales a Taiwán como medida de disuasión contra posibles ataques chinos.

Un experto militar estadounidense ha propuesto la construcción de arrecifes artificiales en las costas taiwanesas para obstaculizar los desembarcos anfibios y dificultar las operaciones navales chinas.

Arrecifes artificiales: un obstáculo estratégico
Estas estructuras económicas y duraderas no solo serían un impedimento físico para las embarcaciones chinas, sino que también brindarían beneficios turísticos y ecológicos al promover el turismo y preservar la vida marina.

La idea de los arrecifes artificiales plantea un escenario aterrador para los buques enemigos, ya que quedarían varados durante los combates, ralentizando sus operaciones y ofreciendo a Taiwán opciones para hostigar a los atacantes.

El Secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin, ha confirmado el suministro de una ayuda militar “significativa” a Taiwán para contrarrestar la amenaza china. Esta asistencia, autorizada por el Congreso, se realizará a través de la autoridad presidencial de reducción (PDA), similar al apoyo brindado a Ucrania.

Una estrategia disuasoria efectiva
Expertos señalan que los arrecifes artificiales evitarían que China movilizara rápidamente sus fuerzas hacia la isla y dificultarían un asalto anfibio. Además, representarían un obstáculo para otras operaciones navales chinas cerca de Taiwán.

Desafíos adicionales para Taiwán
Si bien los arrecifes artificiales son una medida defensiva efectiva, Taiwán enfrenta desafíos adicionales. China buscaría degradar las fuerzas armadas taiwanesas mediante ataques aéreos, terrestres y navales, así como el bombardeo de objetivos estratégicos en tierra.

A pesar de los obstáculos, Taiwán deberá preservar sus fuerzas terrestres el tiempo suficiente para recibir el apoyo militar estadounidense o japonés y enfrentar conjuntamente la amenaza china.

La situación en el estrecho de Taiwán es crítica y requerirá una respuesta contundente para proteger la integridad de Taiwán. La construcción de arrecifes artificiales y el suministro de armas por parte de Estados Unidos son solo algunos de los elementos necesarios para mantener la estabilidad en la región y disuadir a China de llevar a cabo una invasión.

Sin embargo, es importante destacar que la defensa de Taiwán no puede depender únicamente de la construcción de arrecifes y el apoyo militar extranjero. Se necesitarán medidas adicionales para fortalecer las fuerzas terrestres y contrarrestar los ataques enemigos tanto en el aire como en el mar.

NOTICIAS

Últimas actualizaciones en el ámbito de la Seguridad

Buscar en el portal