Logo Revista de Seguridad

Congreso retoma discusión del proyecto de seguridad privada después de 9 años

En la Comisión de Seguridad Pública del Senado la Asociación de Empresas de Seguridad Privada y de Transportes de Valores (ASEVA) expresó preocupación por la falta de guardias acreditados para resguardar lugares de alta afluencia de público, centros comerciales y bodegas, entre otros. 

 

La Comisión de Seguridad Pública del Senado retomó, después de nueve años, la discusión del proyecto de ley de Seguridad Privada, que busca actualizar la regulación de una industria que actualmente opera en base a directivas de funcionamiento dadas por Carabineros, con pocas atribuciones y un marco de acción extremadamente limitado, que impide  hacer frente a una delincuencia cada vez más organizada.

Durante la sesión expuso el presidente de la Asociación de Empresas de Seguridad Privada y de Transportes de Valores (ASEVA), Hugo Ibaceta.

“La seguridad privada requiere con urgencia una regulación robusta, que se haga cargo de la realidad actual que vive el país y que los releve como coadyuvantes activos de las policías y los municipios en materia preventiva. Hoy los guardias y vigilantes no tienen las herramientas para enfrentar a bandas delictuales cada vez más organizadas, con alto poder de fuego y dispuestas  a todo para delinquir”, explicó el dirigente.

Ibaceta explicó que actualmente hay cerca de 180 mil guardias y vigilantes privados en el país, triplicando la dotación actual de Carabineros, y cerca de 350 mil hogares con sistema de alarma monitoreado por una empresa de seguridad. A esto se suma el resguardo de ocho de cada 10 locales o centros comerciales del país.

También alertó sobre la acreditación de los guardias y vigilantes privados. “Actualmente, el proceso de acreditación a cargo del OS10 de Carabineros tarda hasta seis meses. Esa lentitud está impidiendo que las empresas puedan responder a la demanda creciente por seguridad privada que existe en distintos rubros a nivel nacional. Estimamos que el 48% del universo total de los guardias privados cuentan con su acreditación al día, el resto tiene su credencial vencida o aún no cuenta con ella”, dijo Ibaceta.

En la sesión, hubo consenso en la urgencia de legislar y entregar, a la brevedad un marco normativo robusto y actualizado, que regule el actuar a la seguridad privada, también sobre la profesionalización de esta actividad y se planteó la necesidad de tener guardias y vigilantes más preparados y especializados para realizar cierto de tipo de tareas.

“La seguridad privada también es un componente importante de la seguridad pública porque también resguardan la seguridad de las personas en distintos espacios, como en los centros comerciales y en espectáculos masivos. El proyecto tal como está, no se hace cargo de la realidad actual y valoramos que los senadores y el Subsecretario Vergara estén abiertos a ingresar las indicaciones necesarias para robustecerlo. Desde ASEVA estamos disponibles para aportar en lo que se requiera”, finalizó el presidente del gremio.

NOTICIAS

Últimas actualizaciones en el ámbito de la Seguridad

Buscar en el portal

Última edición

World Police Summit